Archivo de la categoría: El Quijote

“El Quijote está cerca de todos”

Miguel Rep, dibujante, creador de Gaspar el Revolú, Lukas y otros personajes entrañables, “completó” el vínculo artístico entre la localidad bonaerense y Alcalá de Henares, ciudad natal de Miguel de Cervantes Saavedra. En ambas dibujó al célebre personaje literario, aunque aclara: “Allá me salió un Quijote más indignado”.

“Si yo tuviera que comparar al Quijote con algún personaje argentino, lo pondría al lado de Mafalda: ambos son universales.” Lo dijo Miguel Rep en la presentación del mural con el que se inauguró esta semana la quinta edición del Festival Cervantino de Azul. La obra completó el “hermanamiento” entre la localidad del centro de la provincia de Buenos Aires y Alcalá de Henares, que es la ciudad natal de Miguel de Cervantes Saavedra. Claro que esos datos pasaban a un segundo plano al ver cómo las mamás y los chicos de los barrios vecinos se acercaban al artista para agradecer y saludarlo, en una noche de primavera que abrió la fiesta más importante que hay en la zona.

Rep había llegado a mediados de octubre. Los azuleños se acostumbraron a divisar su figura lunga jugando al fútbol o andando en bici, con el pincel siempre atento para completar lo que había comenzado meses antes en España, donde plasmó en una pared alcalaína la lucha del hidalgo contra los molinos. “Allá me salió un Quijote más indignado”, contrastó el creador. En Argentina el lugar de trabajo fue la recién remodelada Casa de López, que queda pegadita a las estatuas de Carlos Regazzoni que hay en la Plaza del Quijote. Siempre en Azul, por supuesto. Fueron días de andamios, picaditos y fans que acercaban mates con facturas.

“¿Por qué será que uno se empeña en hacer al Quijote? –se preguntó el dibujante en uno de los descansos–. A lo mejor porque quiere que los demás también sientan el placer que tuvo uno al leerlo. Es un ser que excede lo hispánico y lo coyuntural. Que simplemente está cerca de todos, de ahí mi asociación con Mafalda. Además, es importante rescatarlo del anquilosamiento al que lo ha sometido la academia. De hecho, yo llegué a él a partir del dibujo. Y adentrarme en este libro fue una de las decisiones más importantes que tomé en mi vida.”

Jueves, día de inauguración. Una especie de sábana enorme impedía adivinar el resultado final. La multitud se fue juntando en la plaza para escuchar al especialista español José Manuel Lucía Mejía –catedrático de Filología Románica de la Universidad Complutense de Madrid y coordinador académico del Centro de Estudios Cervantinos de Alcalá– repasar la trepidante existencia del Manco de Lepanto. Habló de los duelos que protagonizó el autor, de su cautiverio en manos de piratas y de cómo el Cervantes crepuscular escribió casi hasta agotar el último aliento. Mientras, Rep ilustraba en vivo y convocaba un coro de risas y de aplausos.

Y el telón se movió. En el muro surgió un Quijote con rumbo sur, sobre un Rocinante de líneas mansas, el Sancho cerca y la paisanada de la pampa dando la bienvenida a la luz de la luna. El artista –que lleva pintados más de treinta murales de diversa índole– pasó la posta a los espectadores: “Hoy abandono este laburo. Ya les pertenece, y decidirán cómo mirarlo, cuidarlo o mejorarlo si es que les gusta. Porque es el pueblo el que les pone alma a los murales. Las obras tienen aura o no, y eso lo decide la gente”.

Los proyectos de Alcalá y Azul comparten la paleta de colores –priman el negro y el amarillo–, aunque exhiben cierto matiz en la vibración que transmiten sus líneas. Son hermanos, es decir similares y distintos. Rep: “Siento que la horizontalidad que puse en este Quijote argentino representa la paz que hemos encontrado nosotros después de tanto quilombo. Si uno lo compara con el de allá, nota la diferencia”.

¿Y qué relación hay entre la obra magna de la lengua castellana y Azul? Mucha. En principio, la Biblioteca Bartolomé Ronco reúne una cantidad asombrosa de ediciones, en numerosos idiomas y de varias épocas. Por otro lado, existe el deseo de resaltar el idealismo del caballero andante y convertirlo en núcleo de los valores compartidos por la comunidad. Eso sí: si bien Azul fue declarada Ciudad Cervantina en el 2007 por la Unesco, su identidad va mucho más allá de la fiebre literaria. En efecto, no han faltado los que deslizan ironías sobre la aspiración un poco ridícula de organizar una reunión de investigadores y artistas en un espacio tan atípico. ¿Pero acaso no es el legado quijotesco un desafío a ese tipo de pudores? Después de todo, el arraigo que ha ganado en estos pagos el entrañable loco de La Mancha es una excusa para conocer mejor una región repleta de historias que el público masivo no conoce. Algunas son truculentas, como la de Mateo Banks, el primer asesino múltiple que hubo en el país. Otras son conmovedoras, como la que se cuenta en Auca Nahuel, el film que hicieron los pobladores locales para rememorar al último cacique pampa que hubo en el sur de Buenos Aires.

A este acervo viene a añadirse la pieza de Rep. En las jornadas que vienen, Azul albergará elencos y personalidades de la cultura, con la participación comunitaria como eje articulador. En música se podrá disfrutar de shows a cargo de la Orquesta Juan De Dios Filiberto, Luna Monti y Juan Quintero, entre otros. En el segmento dedicado al teatro se interpretarán puestas como Apátrida, de Rafael Spregelburd; Desastres, del grupo cordobés Cirulaxia Contra Ataca Teatro; El Centésimo Mono, con dramaturgia y dirección de Osqui Guzmán; La Familia Argentina, de Alberto Ure y dirigida por Cristina Banegas; Souvenir, de Stephen Temperley; y Epopeya L’Aéropostale, con la participación de la prestigiosa pianista argentina Marcela Roggeri, el clarinetista francés Florent Héau y el actor Jean-Pierre Noher. Habrá teatro infantil, danza y artes visuales. Por último –el domingo 13 de noviembre– el Parque Municipal será sede de la famosa “fiesta de la comunidad”. A partir de las tres de la tarde habrá barriletes y desfiles, para despedir al sol con un concierto gratuito de Vicentico. Ideal para tomarse un respiro de la Capital.

* El cronograma completo del quinto Festival Cervantino puede consultarse en www.azul.ciudadcervantina.org.ar.

Página/12, 5 de noviembre de 2011. Link permanente a la nota.

Deja un comentario

Archivado bajo 6º Año, El Quijote